España, “el país menos Atractivo de Europa para el chárter náutico”

Publicado en: Noticias Nauticas

Un excesivo gravamen de la actividad náutica chárter y unas leyes que suponen un agravio comparativo con el resto de países europeos impide que el chárter se desarrolle y genere unos mayores beneficios, según se extrae del foro organizado por el Primer Salón Internacional del Chárter Marina de Dénia 

De izda. a dcha.: Julio Marín, Cristina Sastre y Gabriel Martínez, inaugurando las ponenecias

ePN. “España es el país menos tractivo y competitivo de Europa para el chárter náutico, por eso no es de extrañar que los grandes yates se vean en otros países europeos como Italia y Francia que sí han sabido potenciar el negocio que conlleva la llegada de estas embarcaciones a sus costas”. Así de rotundo ha sido Jonathan Syrett, vicepresidente de la Asociación Española de Grandes Yates, sobre la aplicación del Impuesto de Matriculación en nuestra país durante las ponencias ofrecidas en el marco del primer Salón Internacional del Chárter Marina de Dénia.

El encfuentro, que ha reunido a un importante número de personalidades para exponer sus consideraciones acerca de la actividad del sector en España, contó con la colaboración, entre otros, de Carlos Sanlorenzo y José Luis Fayos, representantes de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas. Las principales conclusiones que se extrajeron están relacionadas con el exceso de impuestos que merma el desarrollo de una actividad que, sólo en las Islas Baleares, generó durante el año pasado unos beneficios totales de 209.689.393 euros, según datos aportados por la presidenta de la Federación Nacional de Alquiler Náutico, Cristina Sastre.

En este sentido, el vicepresidente de la Asociación Española de Grandes Yates asegura que “España deja de ingresar entre seis y 10 millones de euros por la ausencia de yates en sus puertos”. Asimismo, Syrett quiso denunciar en el foro organizado por la Marina de Dénia en el Primer Salón Internacional del Chárter, el acoso que sufren los propietarios de estos yates por parte de la Aduana para el pago del impuesto de matriculación “de un claro afán recaudatorio”.

Siguiendo la línea de la presión fiscal que tiene que soportar el sector del chárter, Raúl Burillo, inspector de Hacienda, señaló la “falta de adecuación de la normativa tributaria española en clara desventaja con respecto a otros países de la UE y del Mediterráneo ya que debemos soportar una mayor carga de impuestos en la compra y alquiler de embarcaciones deportivas y de recreo”. En opinión de Burillo, deberían tenerse en cuenta diversos factores que son protegibles en el aspecto legislador porque de esta forma “se evitarían prácticas defraudatorias provocadas por la mala fiscalidad”. Otras de las observaciones realizadas por el inspector de Hacienda es la necesidad de reducir el IVA para las embarcaciones de hasta 15 metros de eslora por considerar esta actividad como deportiva.

Por su parte, Cristina Sastre realizó una radiografía del chárter como impulsor de los puertos deportivos y de las autonomías que los albergan. De hecho, la gran mayoría de los turistas del chárter hacen uso de servicios turísticos complementarios como es el alojamiento, la restauración, comercios y ocio. En este sentido, Sastre analizó las fortalezas y debilidades del sector, entre las que se encuentran la tradición y la madurez del sector, la conquista de nuevos mercados y la climatología e interés geográfico.

Por otra parte, las debilidades hacen referencia a la falta de reconocimiento del sector náutico como sector prioritario por parte de la Administración, la complejidad de la burocracia y la inadecuada fiscalidad.

También Julio Marín, jefe de División de Puertos en la Comunitat Valenciana, abordó un tema de gran interés para el sector como es el de las tarifas portuarias. En este sentido, el recargo del 80% que sufren las embarcaciones dedicadas a la actividad chárter ha sido asunto de debate entre los empresarios asistentes a las ponencias.

Con respecto a esta fiscalidad especial Julio Marín ha dicho que esta carga “viene determinada por la intensidad de la actividad náutica que realiza este sector en concreto”. Además, en su ponencia Julio Marín quiso abordar el esfuerzo que está realizando la Generalitat Valenciana para facilitar el retiro de las embarcaciones abandonadas, fenómeno “que últimamente se da con cierta asiduidad en los puertos debido a los momentos tan difíciles económicamente hablando, que estamos atravesando”.

Para ello, el gobierno autonómico valenciano quiere sacar adelante la Ley Autonómica de Puertos de la Comunitat Valenciana en la que se simplificarán los trámites para retirar estos barcos que ocupan espacio y generan un gasto injusto para los puertos.

Por último, Nuria Cuenca, asesora jurídica de la Conselleria de Puertos, Aeropuertos y Costas de la Comunitat Valenciana, analizó la normativa del Chárter haciendo referencia al marco normativo, el procedimiento administrativo y la autorización que son necesarios para realizar la actividad del chárter náutico.