Captura masiva de Bacoretas: La lonja subasta 29 toneladas en tres días.

Publicado en: Noticias, Noticias Nauticas | 0

Fuente: (Periódico Información)

Resumen:

El desembarco de bacoretas ha regresado a la subasta de la lonja pesquera de Torrevieja. jOAQUÍN CARRIÓN

La flota pesquera de cerco con base en Torrevieja ha capturado 29 toneladas de bacoreta en los tres últimos días de faena -viernes, lunes y martes-. Esta especie de túnido ha alcanzado un valor de 2 a 2,80 euros el kilo en primera venta en la lonja de pescado, según indicaron fuentes de la Cofradía de Pescadores local. Con lo que los pesqueros han facturado en torno a 70.000 euros por ese desembarque.

Cada uno de los ejemplares de bacoreta como los subastados en la lonja puede alcanzar hasta los 15 kilos de peso y los 1,20 centímetros de longitud. Se trata de una especie apreciada para su venta en fresco pero también con destino al salazón. Pertenece a la misma familia que de las caballas, melvas, bonitos y atunes.

La captura de bacoreta es aleatoria. Es una especie depredadora de sardina y, sobre todo, boquerón: pescado azul que es a su vez el principal objetivo de la flota de cerco de que faena en aguas de Torrevieja. Cuando los bancos de bacoretas persiguen a la sardina o al boquerón quedan atrapados en las redes de cerco. Algo que ocurre de forma preferente entre finales de la primavera y durante todo el verano al acercarse este túnido a las zonas costeras en busca de sus principales presas. Ya a finales del verano, cuando las bacoretas han concluido su fase de desove, y están hambrientas, incluso son capturadas desde la costa por pescadores con caña aficionados.

La flota de cerco está autorizada a capturar bacoreta con artes de pesca de sardina o boquerón, cuando se produce de esta forma casi casual y sin cupo. En estos momentos tienen como base la dársena pesquera de Torrevieja embarcaciones procedentes de Mazarrón y Águilas (Murcia) y de puertos almerienses.

Conclusión:

A título particular pienso que todo son cupos a los pescadores deportivos en cuanto a cualquier especie. No es por se mal pensado, pero si alguien cree que estas capturas sin cupo son «casuales» quizá la noche de reyes aún espere impaciente la visita de sus majestades de oriente. Nos alegramos mucho por las  familias de los pescadores profesionales y por toda la riqueza que este fruto del mar reparte entre ellas, pero creo que es pan para hoy y hambre para mañana.