Aclaraciones 20200509 Adaptación medidas 20200331 NOTA INFORMATIVA – SERVICIO ESENCIAL PUERTOS CORONAVIRUS

Publicado en: Noticias, Noticias Nauticas

¿Podemos visitar nuestros barcos?

En el artículo 7 desarrolla las condiciones para el ejercicio de la navegación de recreo o deportiva, y establece que:

FASE 0.

  1. No se podrá navegar por ocio, salvo que se haga deportivamente en embarcaciones sin motor (tales como embarcaciones a vela o a remo, entre otros), de forma individual (deporte profesional y federado y deporte no profesional), como una actividad física.
  2. Las visitas por parte de los propietarios, o las personas autorizadas por estos, a sus embarcaciones para las comprobaciones de seguridad y mantenimiento podrán realizarse siempre que la embarcación se encuentre en el mismo término municipal en que reside el propietario o persona autorizada, o en uno adyacente. Solo podrá acceder una persona a la embarcación para realizar estas actividades y se respetarán en todo momento los procedimientos y protocolos establecidos por instalaciones náutico deportivas.

¿Podemos navegar?

FASE I.

  1. La navegación de recreo puede realizarse atendiendo a su consideración como turismo activo y de naturaleza por grupos limitados (actividades culturales y de ocio), permitiéndose a residentes en la misma provincia donde la embarcación esta amarrada, y limitando la capacidad al 50 % de la personas autorizadas en los certificados de la embarcación, salvo que se trate de personas que conviven en el mismo domicilio hasta alcanzar el 100 % y en ningún caso en número superior a 10 personas.
  2. Los propietarios de embarcaciones que estén amarradas en un término municipal distinto o no adyacente al de su residencia, pero en la misma provincia o isla, o la persona autorizada por estos, podrán ya efectuar visitas para realizar comprobaciones de seguridad y mantenimiento. Solo podrá acceder una persona a la embarcación.
  3. Como actividad de prestación de servicios, se podrán alquilar motos náuticas y embarcaciones o buques de recreo, por parte de personas que residan en la misma provincia, isla o ciudad autónoma en la que se encuentre la empresa de alquiler, y en cualquier sujeta a condiciones de residencia y capacidad entre otras.

Resumen del siguiente pdf:

20200509